DIARIO DE GUERRA, DÍA 22.        Caballeros   y   Villanos.

 

…Continuamos en la misma situación que acabamos el año …  o sea frío, crisis, pereza para entrenar y además con algún kilito de más, por lo menos tenemos el consuelo a los que llevábamos lotería del club que algo nos toco,  ¡ el próximo año lo rematamos! Que ilusión vernos en los telediarios mojándonos con sidra o cava según el premio y saltando de alegría por que conocemos a uno que  se llevo un pellizco de un quinto premio, el caso es celebrar algo.

Bueno de vuelta a la realidad, este principio de año, es sobre todo de movimiento, fichas, ingresos, inscripciones, uno que ingresa lo que no es, otro que lo ingresa donde no debe y algunos que no ingresan, encima los tenemos que ingresan y no avisan al pobre del secretario, imaginando que Don José Luís Cobas además de buena persona tiene que ser adivino.

En este trajín de idas  y venidas, nombres nuevos que engrosan nuestras filas y decanos de nuestro club que nos dejan…

Es obvio que como todo en la vida, hay formas y formas, hay una  Ley  de Vida que no esta escrita, no tiene un libro donde ir a consultar ni esta articulada, pero que todos, según avanzamos en esta jungla que nos a tocado vivir vamos aprendiendo y de vez en cuando escuchamos eso de “NO, eso es Ley de Vida” y como tal Ley de Vida unos van y otros vienen, incluso para desgracia de los más allegados o seres queridos  otros nos tienen que dejar por Ley de Vida. Cuando uno decide por voluntad propia abandonar, por ejemplo, un club de orientación, soy el primero, que pienso que no se puede, ni se debe,  reprochar nada, pero por los propios condicionantes  a los que me refería anteriormente hay formas y formas.

El otro día me decía un Viejo y Sabio de nuestro deporte (A. no te molestes por lo de viejo, por que todos sabemos que “ese viejo” se merienda día si, día no a los que son veinte años más joven que el) púes este Sabio y experto orientador me decía que entre otras cosas lo bonito de nuestro deporte es el carácter social que lo envuelve, somos pocos, muy pocos los practicantes, poco o nada reconocidos y encima realizamos una actividad deportiva de elevada dificultad, entonces, que triste es, que cuando vamos con nuestros hijos que son el verdadero y “pobre” futuro del deporte de orientación, ellos puedan pensar o incluso decirte “papa y ese por que no te habla” o “papa y este por que no te saluda” es una pena, pero al final por desgracia caemos en el tópico de “pocos y mal avenidos”  por eso cuando uno por ejemplo abandona un club, por las circunstancias que sean no hay nada más bonito (por citar un caso) que una carta que hemos recibido los rumberos-as en nuestro club de uno de los nuestros que tiene que cambiar de club, para el que no conozca su contenido transfiero sus palabras en este nuestro Diario para que rumberos y no rumberos sepamos la clase de de personas que son algunos orientadores, desde aquí, felicidades al club GOCAN por que reciben en sus filas a un buen orientador pero a una Mejor Persona…     

Muy buenas amigos, la verdad no se como empezar este mensaje, pero bueno alla voy, la verdad es un sentimiento contradictorio, como si estuviese haciendo algo malo, este mensaje es para comunicaros, una cosa que es muy facil de comprender, este año me voy a federar con Gocan, y no es por que tenga ninguna queja de ese gran Club que es Rumbo al contrario, os habeis portado conmigo como uno mas desde el principio y me he sentido muy  bien corriendo con vuestros/mis colores. La unica razón para tomar esta didicil decisión ha sido la proximidad, ya que como sabeis mi localidad de residencia es Azuqueca de Henares, por lo que de la unica forma, que puedo vivir las actividades de Rumbo es a traves del correo , sin poder asistir  a ninguna actividad, al margen de las carreras de liga. Por eso y buscando un Club mas proximo a mi residencia me he decidido a contactar con Gocan para este año seguir la liga desde ese Club.

No me queda  mas que agradecer de todo corazon, lo bien que os habeis portado todos tanto el Club como entidad, como cada uno de los componentes de forma individual.

Así de esta forma tan sencilla se despide un orientador que, tan solo estuvo con nosotros ¡¡ UN AÑO!!  En fin como reza el titular de este diario unos lo hacen como CABALLEROS y  otros simplemente o no  lo hacen o lo hacen como VILLANOS.

La vida continua, es Ley de Vida y nadie es imprescindible, ni siquiera para algo tan “complejo” como un club de orientación.

Nieva sobre Madrid, mañana lo blanco del mapa será todavía más blanco…

Un FELIZ AÑO NUEVO para todos-as, vuestro amigo, Jesús.

Desde el frente, seguiremos informando…

Anuncios